EL CUIDADO DEL AMOR

Rox

El cuidado del amor

Por Roxana Gutiérrez. Psicóloga General Sanitaria colegiada nº T-3246 Miembro de la División de Psicología clínica y de la salud del Consejo General de Psicología de España.

En este mes del amor, realmente tratar un tema como puede ser el enamoramiento o las parejas es algo que se hacía inevitable. Febrero por excelencia, siempre es el mes donde celebramos el triunfo del amor, o si no lo tienes, el triunfo de la soltería. Dentro de una perspectiva psicológica, la primera etapa se caracteriza por unas intensas emociones que afectan a todas las dimensiones de nuestra vida. El enamoramiento hace que modifiquemos la percepción de la realidad y que organicemos de una manera diferente la priorización de nuestras actividades. Posterior a esta etapa, muchas personas entran dentro de la monotonía y se olvidan de su pareja llegando al punto de pedir cita en consulta para ayudarles a “mantener el amor”.

Lo que empieza siempre con muchas ganas, está claro que necesita poco para que florezca. El problema está en que llega un momento, que o se cuida o empieza esa rampa en picado de la que muchas veces cuesta regresar atrás. Es por esto que yo en este artículo quiero proporcionarte las claves para que sepas qué hacer cuando llevas años en pareja y todo ya es monotonía. Incluso cuando pasas eso baches,  de los que siempre los demás te dirán que son épocas y que todo pasa (“qué suerte que no tengo que hacer nada para que mi relación de pareja mejore, sólo esperar a que pase el tiempo”). Si de eso se tratara, todas las relaciones de pareja serían súper sencillas, pero en cambio si hacemos una encuesta general, cada vez a más personas le cuesta encontrar el amor. Sólo hace falta que salgas a la calle y mires a tu alrededor para ver que este sentimiento cada vez está brillando más por su ausencia.

Si profundizamos en qué variables tiene el amor verdadero, desde la psicología, Robert Sternberg (1989) desarrolló una teoría triangular del amor donde se representa como una pirámide y en cada vértice se encuentra un factor fundamental del amor. En el primer vértice encontramos la “intimidad”; hace referencia al sentimiento de cercanía, a la conexión, a la confianza, a la amistad y al afecto entre esas dos personas. En otro el “compromiso”, punto más débil en la actualidad, se refiere a  la voluntad de mantener ese vínculo, a pesar de los problemas que puedan venir y al sentimiento de responsabilidad de pareja. En el último la “atracción”, es el componente de deseo sexual o ganas de estar siempre buscando la unión física o emocional. Cada uno de ellos son necesarios para un amor completo. Está claro que podemos sentir alguno de los factores sin que esté el resto, y eso no significa que no sea amor, sólo que no está completo. De esta manera la interpretación general es que puede haber hasta siete formas de amor dependiendo de las combinaciones de estos factores.

Las claves para que una relación de pareja se mantenga en el tiempo;

1- Fijarte todos los días en todo lo que te gusta esa persona.

2- Pasar tiempo juntos.

3- Resolver los problemas y no “dejarlos pasar”.

4- Crear una atmósfera de pareja en donde no se permita acceder a otras personas que quieran estropearla.

Si te has sentido identificado con este artículo y no sabes cómo mejorar tu relación de pareja, te aconsejo que cojas cita en la consulta para ayudarte específicamente en tu caso, ¡no lo dejes pasar!

Porque también tenemos que cuidar el amor, entender todas las variables que influyen en él y para que lejos de relaciones interpersonales tóxicas, monótonas o complicadas.. ¡vivamos un amor sano y pleno durante todo el tiempo que nosotros queramos!

 

Referencias:

 Sternberg, R. (1989). El triangulo del amor. Barcelona; Paidós.

Blog

My Image
My Image

Etiquetas

My Image

Sobre el autor

My Image
My Image

Roxana Gutierrez, especialista en psicología cognitivo-conductual

My Image

Puedes saber más sobre mi en:

My Image
My Image
My Image
My Image

Categorías

My Image
My Image

Últimos post

My Image
My Image